Noticias

El Ayuntamiento de Arrigorriaga ha ofrecido este otoño siete cursos diferentes para personas desempleadas. Estos cursos han despertado un gran interés, completándose todos, y el área de empleo está trabajando para ofrecer otra oferta formativa de cara el invierno.

Está claro que la respuesta al cambio de perspectiva e incluso de expectativas en cuanto al empleo está en la Covid-19 y los efectos de la crisis sanitaria. Las personas desempleadas, en este momento, además de ser más, buscan cosas diferentes a las que estaban desempleadas antes del 14 de marzo de 2020, y el perfil de la persona desempleada ha cambiado. Desde la crisis de 2008 desde el área de empleo nos habíamos centrado en un perfil de persona desempleada predominante: baja cualificación, mujeres y/o mayores de 45 años, generalmente además personas desempleadas de muy larga duración (más de 24 meses en desempleo).

La crisis del coronavirus nos está dejando un perfil diferente de persona desempleada: Ha aumentado el porcentaje de mujeres desempleadas, y por otra parte ese alto porcentaje de personas sin cualificación y mayores de cuarenta y cinco años se desdibuja totalmente. Ahora son personas desempleadas y mayoritariamente mujeres, sí, pero ya no tiene tanta trascendencia la edad, el sector del que vienen, los estudios,… esta crisis sanitaria ha cambiado el perfil generando un “nuevo grupo” de personas desempleadas: quienes han sufrido ERTE, cierre de sus pequeñas empresas y negocios, sector comercial, hostelería y empresas de servicios… están desempleados y desempleadas… pero no buscan lo mismo: Ahora lo que se busca es una formación rápida y práctica para cambiar de sector y empezar a trabajar lo más rápidamente posible.

Este “nuevo grupo” que proviene del sector terciario principalmente no descarta cambiar de sector, y buscan formación en las cuatro ramas en las que ven que pueden tener un trabajo inmediato y estable en la medida de lo posible: Se ha triplicado la demanda de personal profesional de limpieza, así como de cuidado y asistencia a personas dependientes y tercera edad(socio-sanitarios en general), y por otra parte también, logística y almacenaje y personal para grandes superficies, bien sean supermercados o superficies dedicadas a otro tipo de actividades: mobiliario, ropa, deporte, electrónica.

"Somos conscientes de que las competencias de los ayuntamientos son limitadas en este ámbito, pero a pesar de todo, estamos centrando nuestros esfuerzos en ayudar a nuestra ciudadanía a superar esta crisis, ofreciendo una formación adaptada a la situación socio sanitaria, de calidad y dirigida a nuevos perfiles laborales de rápida empleabilidad, que la sociedad demanda en esta "nueva normalidad " explica Celia Rubio, concejala de empleo.
Se busca una oferta formativa centrada en las demandas actuales de la población desempleada de Arrigorriaga, y que tenga en cuenta la situación laboral de cada momento. Por ello, se va a enfocar la formación hacia ámbitos demandados por las empresas del entorno, para lograr una mayor tasa de empleabilidad entre quienes reciben la formación. Del análisis de los datos de las personas desempleadas y teniendo en cuenta sus inquietudes y sus propuestas se diseñará la formación.