Noticias

 

Coincidiendo con la inauguración, el jueves se presentará el libro de Hugo C. Prieto “Implicaciones legales y procedimiento a seguir ante la desaparición de una persona”

La Sala de exposiciones Euskaldun Berria del Ayuntamiento de Arrigorriaga albergará entre el 7 y el 17 de marzo el último trabajo que realizó el fotoperiodista gasteiztarra Borja Lázaro antes de desaparecer. La muestra podrá visitarse en el horario habitual, de lunes a sábado, entre las 18:00 y las 20:00 horas y el domingo, entre las 12:00 y las 14:00 horas, pero este jueves, al tiempo (19:00 horas) que se produce la inauguración de la exposición, tendrá lugar también la presentación del libro de Hugo C. Prieto “Implicaciones legales y procedimiento a seguir ante la desaparición de una persona”.

La Asociación Nork daki Non, nacida a partir de las Jornadas de personas desaparecidas que se celebran bianualmente en Arrigorriaga, organiza la exposición de este joven que se autodenomina “eterno nómada en busca de la humanidad”. Borja Lázaro desapareció la noche del 7 al 8 de enero de 2014 en Cabo de Vela, en el Departamento de La Guajira (Colombia), mientras se encontraba realizando una serie de reportajes sobre las culturas indígenas. Durante los cuatro años transcurridos, su familia no ha perdido la esperanza de encontrarle y no ha dejado de movilizarse reclamando que continúen las investigaciones hasta esclarecer qué pasó y dar con el paradero de Borja.

En este tiempo, han sido innumerables las acciones que la familia ha promovido para que el caso no acabe en un cajón. No pocas veces, se han encontrado con el silencio, la indiferencia o la dilación en el tiempo. Pero también han encontrado, en muchas otras ocasiones, el apoyo de personas e instituciones que sirven para paliar el desgarro de la ausencia.

Esta exposición recoge el último trabajo de Borja antes de su desaparición. La mayor parte de las fotografías corresponde a la Fiesta de los Huesos, una tradición indígena. Para conseguir esas fotografías, Borja tuvo que ganarse la confianza de la población que, raramente, permite a personas ajenas a la comunidad tomar parte en la celebración.

Las fotografías de la exposición han sido recuperadas tras un intenso trabajo ya que los originales, junto con su cámara y su ordenador personal están en paradero desconocido. De ahí que algunas de las imágenes presenten marcas de agua y un ligero desenfoque que no debe achacarse a la pericia fotográfica de Borja, sino a los problemas técnicos de la recuperación sobre copias con poca resolución.

Información (PDF 279KB)