Noticias

 

El Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) perteneciente a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Arrigorriaga atendió durante el pasado año 2015 a 88 personas, 65 mujeres y 23 hombres. El 65% de las personas atendidas tenían su residencia en el Casco y el 35% en Abusu.

Con una media de 70 servicios prestados por mes, en 2015 se han incorporado 16 servicios nuevos, 7 en Abusu y 9 en el Casco, lo que supone un incremento de uno con respecto a 2014 (87 servicios).  De ellos, 10 han sido a mujeres y 6 a hombres, lo que constata la tendencia general pues el colectivo mayoritario que recibe la prestación en Arrigorriaga es el femenino.

La edad avanzada es una de las características de las personas usuarias del SAD, dado que el 72% tiene más de 80 años y es así en el 78% de las mujeres y el 52% de los hombres. Además, un 63% de ellas vive sola, un 30% en convivencia individual y un 8% en convivencia grupal. En este sentido, las mujeres viven mayoritariamente solas, en un 66% de los casos, mientras que los hombres lo hacen en un 52% de los casos.

Aplicando baremos específicos, se puede concluir que el 38% de las personas usuarias del servicio son independientes para la realización de las actividades de la vida diaria y entre las dependientes, la dependencia leve es la de mayor representación con un 33%.
El porcentaje de personas usuarias que no presentan deterioro en su capacidad cognitiva es del 70%, mientras que entre las que presentan algún grado de deterioro, el moderado, con un 17%, es el más elevado.

Un 67% de las personas usuarias del SAD presenta déficit de autonomía para el desplazamiento, aunque de diferente intensidad. Este segmento de la población se concentra en el género femenino, dado que un 82% de las mujeres presenta algún déficit de autonomía frente a un 48% de los hombres.

En este sentido, 59 de las 88 personas usuarias del SAD de Arrigorriaga utilizan diferentes productos de apoyo como grúas, camas articuladas, sillas de ruedas, etc… y algunas de ellas utilizan más de un elemento.

Entre los recursos sociales que utilizan, 42 de ellas, un 48% del total, utiliza el Centro de Día (22%) o el Telealarma (26%). De las personas que utilizan este último servicio, un 83% mujeres y un 5% hombres, el 63% viven solas y el resto en convivencia individual, es decir acompañados por una persona.

Entre un 76% y un 79% de las personas usuarias mantienen sus estados funcionales. La horquilla para la mejoría en su autonomía está entre un 3% y un 5% y el empeoramiento oscila entre el 18% y el 26%, siendo el mayor retroceso en los desplazamientos (26%).

A lo largo de 2015 se han producido 28 bajas en el servicio, un 82% de ellas del género femenino y la causa más frecuente, en un 58% de los casos ha sido el fallecimiento. El resto de las razones han sido ingreso en residencia, renuncia al servicio o cambio de domicilio.

La modalidad de ayuda doméstica (47%) es la más extendida, por delante de la personal (27%) y la mixta (26) y en cuanto a la frecuencia de intervención en los domicilios, las modalidades de dos días y de cinco días a la semana agrupan el 67% de los servicios.