Preguntas frecuentes

1. ¿Feminismo es lo contrario de machismo?

No. El machismo es una filosofía sexista que parte de la superioridad natural de los hombres respecto a las mujeres, a partir de la cual se justifican las desigualdades entre ambos sexos y las relaciones de poder en las que tienen prevalencia los intereses, aspiraciones y necesidades de los hombres respecto a los de las mujeres.

El feminismo, en cambio, no es una filosofía sexista, ni es lo contrario del machismo en el sentido de considerar que las mujeres son superiores por naturaleza a los hombres; aunque sí está en contra de cualquier forma de machismo.

Considera que las relaciones entre mujeres y hombres deben basarse en el respeto. Reivindica que ningún sexo tenga poder sobre el otro y defiende el reconocimiento de las diferencias entre hombres y mujeres en un marco de iguales derechos.

El feminismo beneficia al conjunto de la sociedad y representa el derecho de hombres y mujeres a participar en igualdad de condiciones en todas las esferas de la vida, pública y privada, cuestionando y desarrollando plenamente sus capacidades, actuando con libertad y autonomía, construyendo vidas más plenas y enriquecedoras.

El feminismo ha sido una de las corrientes de pensamiento y acción más importantes de los siglos XIX y XX que ha abierto puertas a la democracia, a la libertad y a la autonomía de mujeres y hombres.

2. ¿Iguales pero diferentes?

La igualdad de mujeres y hombres no se refiere a que unas y otros sean idénticos, que no lo son, sino a que han de ser equivalentes, es decir, tener el mismo valor y precisamente por ello ser “iguales”.

Tampoco es lo mismo desigualdad que diferencia: la igualdad admite diferencias, pero no, como es obvio, desigualdades. Mientras la desigualdad supone discriminación y privilegio, la diferencia implica diversidad entre cosas de una misma especie, lo cual permite distinguirlas unas de otras, sin que ello implique necesariamente discriminaciones ni privilegios de ningún tipo. Sin embargo, la diferencia, ha sido utilizada a menudo para justificar la desigualdad.

3. ¿Para conseguir la igualdad hay que tratar de manera diferente a mujeres y hombres?

La práctica ha demostrado que para llegar a la igualdad real NO ES SUFICIENTE CON TRATAR DE LA MISMA FORMA A LAS MUJERES Y A LOS HOMBRES ya que socialmente tienen experiencias, necesidades e intereses diferentes y ocupan posiciones desiguales (si tratamos por igual a quienes son desiguales, mantendremos la desigualdad). Por el contrario, es necesario aplicar políticas y acciones positivas que consigan que desde distintas posiciones de partida, se obtengan resultados equivalentes.

4. Qué es el empoderamiento de las mujeres?

El concepto de empoderamiento es una traducción literal del concepto inglés empowerment que significa ganar poder. Guarda relación con un proceso que fomenta el incremento de la participación e influencia por parte de las mujeres en la sociedad, lo cual incluye también un proceso personal. En este proceso de cambio personal, las mujeres tomamos conciencia de nuestros propios derechos, capacidades e intereses, y de cómo estos se relacionan con los intereses de otras mujeres.

5. ¿Qué es la perspectiva de género y qué papel juega en las políticas de igualdad?

Género no es sinónimo de mujer. El género es la forma en que todas las sociedades del mundo determinan las funciones, las actitudes, valores y relaciones que conciernen al hombre y a la mujer.

La situación de desigualdad entre mujeres y hombres deriva del sistema patriarcal de poder imperante en nuestra sociedad, determinado por los roles o papeles sociales asignados a unos y a otras; de donde se deduce que es necesario desarrollar acciones específicas para corregir la situación de desigualdad hacia las mujeres.

Los poderes públicos son los llamados, en primera instancia, a intervenir para corregir estas desigualdades, a través de dos instrumentos fundamentales: la acción positiva y el mainstreaming o perspectiva de género. Así, en todas las políticas es necesario analizar tanto la situación de las mujeres como de los hombres. Al analizar las relaciones entre los sexos obtendremos la visión completa de la realidad.

Se trata de modificar la posición de hombres y mujeres. A modo de ejemplo, vamos a referirnos a las políticas de conciliación. Para que las mujeres tengan garantizado su acceso al ámbito público y de toma de decisiones políticas, es necesario lograr una redistribución de la responsabilidad de los cuidados de la infancia, las personas mayores y dependientes, tanto por parte de las mujeres como de los hombres. De esta forma, incorporamos una perspectiva, la de género, que tiene en cuenta la situación, tanto de las mujeres como de los hombres.

6. ¿Por qué las distintas administraciones tienen que adoptar medidas y acciones para lograr la igualdad y evitar la discriminación, si ya existen instituciones específicas de igualdad a nivel nacional, autonómico y local?

Las situaciones de discriminación hacia las mujeres se producen en todos los ámbitos, por lo que se considera necesario revisar e incorporar medidas de género en todas las líneas de actuación de cada  administración. Es decir, colocar la igualdad en el centro de la política autonómica, foral y municipal.

7. ¿Qué son los talleres de autodefensa feminista para mujeres?

Los talleres de autodefensa feminista para mujeres son talleres de capacitación, de carácter teórico y práctico, que tienen como objetivo el desarrollo de habilidades físicas y fortalezas psicológicas, de manera que las propias mujeres puedan dar respuesta a posibles episodios de violencia ejercida contra ellas por el hecho mismo de ser mujeres.
Plan de Igualdad
Estudios e investigaciones

Trámites

Trámites

Normativa

Normativa

Carta de Servicios

  • Banner Carta de Servicios

Contacto y localización

Mapa

Paseo de Urgoiti, 57
48480 - Arrigorriaga
Tfno: 944 020 200
Fax: 944 020 218
berdintasuna@arrigorriaga.eus